en Notas técnicas, Noticias
Artículo de Aire Limpio sobre las ARIs y los hospitales

Artículo de Aire Limpio sobre las ARIs y los hospitales


A continuación, podéis encontrar un artículo redactado por Mercedes Fernández de la División de Hospitales de Aire Limpio.

En abril de 2014 la OMS actualizó su guía sobre la prevención de infecciones respiratorias con potencial de epidemia y pandemia (Infection Prevention and control of epidemic and pandemic-prone respiratory diseases in health care). Dicho informe tiene su origen en el año 2007, siendo la próxima revisión en el 2018; es por tanto un documento en constante evolución y evidencia la inquietud y preocupación de la OMS por este tema.

Si bien se publicó hace dos años, pienso que es un asunto de tal importancia que merece la pena resaltar algunos de sus contenidos:

De acuerdo con la OMS, las ARIs (Acute Respiratory Infections) infecciones respiratorias agudas en español, son la principal causa de morbilidad y mortalidad por enfermedades infecciosas en el mundo. Casi 4 millones de personas mueren anualmente por estas causas y un 98% de dichas muertes se deben a infecciones del tracto inferior respiratorio. Las tasas de mortalidad son especialmente altas en bebés y niños pequeños, así como en las personas mayores. Este tipo de infecciones (ARIs) son una de las razones más frecuentes de consulta o admisión en hospitales, especialmente en los servicios pediátricos. En el contexto de los trabajos de la OMS las ARIs son causadas por patógenos infecciosos y transmitidas de persona a persona.

Las más conocidas de dichas infecciones demuestran que los contagios y epidemias de patógenos emergentes ya no son sólo una preocupación de países tropicales y ponen de manifiesto que el problema irá en aumento.

Más allá de episodios muy mediáticos, conocidos por todos, en las últimas décadas hay que resaltar las siguientes situaciones:

  • Varios virus de la gripe, incluyendo las de origen animal.
  • Virus del Nilo Occidental.
  • Así como el Chinkunguña, enterovirus humanos EV71.
  • Sin descartar nuevas infecciones con alto potencial de dispersión.

Los expertos sitúan a Europa como un “punto caliente” y existe un amplio consenso en el sentido que es un problema en aumento, muy poco conocido por el gran público.

Las causas de este mayor riesgo de dispersión:

  • Mayor densidad de población.
  • Concentración de la población en ciudades.
  • Auge y accesibilidad del transporte global.

Los expertos de nuevo no predicen grandes pandemias pero sí que los brotes se vuelvan más comunes y que la capilaridad de estos episodios aumente.  

Hay bastante unanimidad en que los futuros brotes en Europa serán probablemente virus respiratorios sobre todo nuevas cepas de gripe. En principio no parece un panorama excesivamente alarmante pero sí que debe incitar a la acción y no debe caerse en minimizar la percepción del  riesgo.

La fortaleza de los sistemas nacionales de salud, es y será, una de las claves en la contención de estos episodios, siendo la capilaridad de las infecciones (como se ha mencionado)  uno de los retos a afrontar.

Los documentos de la OMS establecen que, si bien el conocimiento evoluciona, el principal modo de transmisión es mediante droplets nucleii, así mismo respirar aerosoles por vía aérea o mediante el contacto humano son otras causas de contagio.

Hay unanimidad en que el grado de preparación y formación por parte de los hospitales es de suma importancia.

Por nuestra parte, nos hacemos eco de la considerable  importancia que le otorgan en los trabajos a las medidas de ingeniería, aislamiento y ventilación.

De acuerdo con la OMS el uso de habitaciones de aislamiento individuales  adecuadamente ventiladas  es un condicionante para tratar este tipo de situaciones, limitando la posibilidad de transmisión. Los pacientes infectados representan la principal fuente de patógenos en los hospitales por lo que reducir o eliminar la dispersión de estos agentes es importante.

Tanto la ventilación (≥ 12 cambios de aire) como la separación espacial entre las personas afectadas (si no pueden tener una habitación individual) ≥ 1metro son aspectos a tener muy en cuenta.

Se ha demostrado que se reducen las posibilidades de de transmisión en un entorno bien diseñado, con una instalación correcta y mantenida adecuadamente. La calidad de la ventilación es uno de los factores determinantes en la reducción de la exposición a estas infecciones.

Debido a que con frecuencia la sintomatología de estas infecciones no es específica, es relativamente normal que la etiología no se establezca con rapidez. Pudiendo pasar un tiempo precioso antes de un diagnóstico efectivo. Esto no hace más que recalcar la importancia de todas las medidas preventivas en los hospitales. Por nuestra parte insistimos en contar con los adecuados entornos de aislamiento ya que permiten la adecuada hospitalización de estas personas, sin riesgo para los demás mientras se establece el diagnóstico definitivo.

Aquí puedes ver el documento en PDF : Virus respiratorios emergentes y los hospitales

Referencias:

Infection prevention and control of epidemic – and pandemic- prone acute respiratory diseases in health care. WHO Interim Guidelines, June 2.007 & update April 2014

AIRE LIMPIO

La División de Hospitales de Aire Limpio cuenta con una gran experiencia en la habilitación y adaptación de ENTORNOS DE AISLADOS como las habitaciones de inmunodeprimidos e infecciosos, laboratorios, boxes de UCI y urgencias; así como en la instalación de sistemas de filtración de Polarización Activa, UVGI y Fotocatálisis en conductos y climatización general de los hospitales.

 

Para más información:

Mercedes Fernández

Email: mfernandez@airelimpio.com

Entradas relacionadas

Escribe y presiona intro para buscar