en Calidad de aire en edificios de oficinas, COVID-19, Preparacion edificios Covid, Webinars

El pasado jueves 24 de junio a las 16:30h realizamos un webinar sobre “Reocupación de los Edificios Calidad del Aire Interior más allá del RITE“, presentado por Paulino Pastor, Director General de Ambisalud y Presidente de FEDECAI,  y Tomás Higuero, Consejero Delegado en Aire Limpio.

Este webinar  está dirigido especialmente para directivos y profesionales de patrimonio e Inmuebles, arquitectos, ingenieros, Project Managers, recursos humanos, etc.

 

 

 

A medida que avanza el proceso de vacunación empezamos a vislumbrar el fin de la pandemia. Probablemente el SARS-CoV-2 pasará a ser endémico, pero se volverá poco a poco a la normalidad y las compañías irán reocupando de alguna manera sus edificios de oficinas.

La cuestión es, ¿ cómo será la “nueva normalidad”?. Es indudable que ha cambiado y ahora todo el mundo conoce la importancia de la calidad del aire interior.

Actualmente los edificios en España tienen la obligación de hacer al menos un análisis anual de la calidad del aire interior. Hay que recordar que somos el único país europeo, junto con Portugal, que impone esta medida. Sin embargo, la situación actual ha puesto de manifiesto que quizá esto debe reforzarse. La calidad ambiental en interiores se ha convertido en un aspecto fundamental para dar confianza en la vuelta a las oficinas. Por tanto es importante empezar a pensar en las acciones que pueden ayudar a los gestores de edificios a asegurar la máxima calidad de aire interior, y por ende, transmitirlo a los usuarios de forma fiable y veraz.

La certificación de la calidad de aire interior debe sustentarse en acciones variadas cómo diseñar e implantar una política de calidad de aire interior, la monitorización en continuo, la reingeniería de los protocolos de operación y mantenimiento de los sistemas de climatización, etc.

 

Entradas relacionadas
0

Escribe y presiona intro para buscar

0
CARRITO PAGO COMPRA FINALIZADA
    Tu Carrito
    Su carrito está vaciío