en Noticias

Mucha gente del sector se está cuestionando si lo del edificio de oficinas Saludable no será una moda pasajera. Nosotros en Aire Limpio sostenemos, si se analizan detenidamente los fundamentos y las razones de su porqué, que lo lógico es concluir que los inmuebles saludables no sólo están para quedarse sino que su desarrollo será aún más rápido que el experimentado hasta ahora. Para explicarme, creo que es importante entender lo que está pasando en las entidades que ocupan las oficinas, es decir, las empresas.

Tras la intensa y prolongada crisis económica de infausto recuerdo, las compañías han ido poco a poco ganando ritmo y actividad. Desde que tocamos fondo en 2012, las empresas se han recuperado, aunque es cierto que muy lentamente al principio y sólo por barrios. No obstante, en los tres últimos ejercicios esta recuperación ha sido más rápida y general.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Los estudios de satisfacción del empleado e informes de RRHH llevan tiempo destacando que el compromiso del trabajador nunca ha sido tan bajo como en la actualidad. Este es un fenómeno global que incide especialmente en Europa, y muy concretamente en España. El consenso general (Gallup, Willis Towers Perrin, etc…) apunta a la siguiente horquilla: sólo un 30% de los trabajadores está motivado, otro tercio es indiferente y el tercio final es directamente antagonista con la empresa que le da trabajo. En relación con el absentismo (declinación lógica de la falta de compromiso), Adecco destacó en su reciente informe anual que el absentismo estaba muy cerca de llegar a sus cotas históricas más altas (5,4% en el sector Servicios en 2018). Hay más métricas (número de bajas, duración media de las mismas) que dibujan igualmente un presente muy preocupante en relación con el clima laboral.

Empleados en un Edificio Sano

Sugiero que se paren a pensarlo, ya que hay motivo. Estamos hablando de un problema de primerísima magnitud para las compañías, que les cuesta descomunales cantidades de dinero. No en vano, en los últimos años, se ha convertido en una importantísima prioridad, no sólo en el ámbito de los RRHH sino en los comités de dirección.

A la vez, la salud personal se ha colocado como el asunto que más preocupa, hoy en día, a los europeos (por encima de estabilidad familiar y profesional). Por ello, no debe sorprender que esta se haya convertido en una destacada palanca que las compañías están utilizando para motivar y alinear más a sus trabajadores.

El racional se basa en que es un hecho contrastado que aquellas compañías que otorgan más importancia a la salud de sus trabajadores obtienen mejores resultados. McKinsey & Company, por poner un ejemplo, ha estado siguiendo este asunto durante los últimos 10 años y ha establecido una relación clara entre salud y resultados económicos (aquellas entidades que adoptaron medidas concretas para mejorar la salud y el bienestar de sus empleados obtuvieron resultados muy por encima de la media en ingresos y retorno al accionista: 18% y 10%, respectivamente). No es de extrañar, por tanto, que todo lo relacionado con la salud y el bienestar de los trabajadores esté totalmente de moda (certificaciones, consultoría, etc.) y por eso vemos cómo cada día un mayor número de empresas están adoptando políticas en pro de la salud y el bienestar.

El edificio de oficinas se ha convertido en la piedra maestra de este entramado. A pesar de que la disrupción tecnológica ha permitido que los trabajadores puedan ser más móviles, que no necesiten un sitio asignado, trabajar desde casa, etc, las oficinas son cada día más importantes, ya que se han convertido en un escaparate indispensable para que las compañías transmitan sus valores y cohesionen a sus trabajadores. ¿Qué puede ser más potente que comunicar a tus trabajadores que el inmueble que ocupan está diseñado teniendo específicamente en cuenta su salud y bienestar? La contundencia de la proposición de valor del edificio sano a la hora motivar y alinear a trabajadores es de una magnitud considerable.

 

Artículo Tomás Higuero en IARQCO nº5

Edificio Sano

Esta es la razón fundamental del ascenso del edificio sano; las empresas ocupantes han llegado a la conclusión (finalmente) de que las oficinas son algo más que un sitio en donde la gente se sienta a trabajar. Con la cultura de empresa adecuada, los espacios de trabajo son una poderosa herramienta de RRHH con la que las compañías pueden comprometer, alinear y tener unos trabajadores más sanos y productivos.

Generalmente, es una buena práctica empresarial intuir, conocer o anticipar qué es lo que pasa por la cabeza de tu cliente. Propiedades a ambos lados del Atlántico (en nuestro país de forma clara) han hecho eso y como consecuencia se han lanzado a reformar sus activos con criterios saludables y sostenibles. Si analizamos España, la conclusión es clara: son muy pocos los proyectos de oficinas en el eje Madrid / Barcelona que no incorporan algún tipo de certificación sostenible. En los últimos meses estamos presenciando que cada día son más numerosos los pre certificados en Salud y Bienestar.

Por otro lado, si miramos aguas arriba de los propietarios, advertimos que la mayoría de los inversores institucionales con posiciones en las SOCIMIS o propiedades españolas tienen incorporado en su modelo de negocio tanto las certificaciones sostenibles como las de salud y bienestar. Por ello nos atrevemos a decir que esto no sólo no es una moda pasajera sino que en poco tiempo se convertirá en estándar adoptado en las principales plazas inmobiliarias.

La evidencia disponible establece de manera muy clara que el diseño y la calidad de una oficina tiene un impacto directo en la salud, bienestar, compromiso y, por tanto, en la productividad de los trabajadores. Esta obviedad ya está muy interiorizada por los grandes ocupantes de oficinas y por las principales SOCIMIS o propietarios y esta es la razón principal por la que en el futuro muy próximo este tipo de proyectos será cada día más numerosos en el sector de las oficinas.

Revista iARQCO nº5 Noviembre 2019

Entradas relacionadas

Escribe y presiona intro para buscar

Los Rodríguez y el más allá