en

Es la calidad del aire que no contiene excesivas concentraciones de gases ni partículas que afectan adversamente al metabolismo.

En condiciones normales, un aire interior de deficiente calidad debe únicamente generar molestias e incomodidades a las personas. En condiciones extremas, una mala calidad del aire interior puede ser fatal para todos los ocupantes de dicho entorno.

Es importante señalar que la concentración de los contaminantes es fundamental, ya que los efectos son más perniciosos cuanto mayor es la concentración.

Recent Posts
0

Escribe y presiona intro para buscar

0
CARRITO PAGO COMPRA FINALIZADA
    Tu Carrito
    Su carrito está vaciío