en

El moho es un mecanismo de reciclaje natural. Esporas microscópicas (células reproductoras del moho) están flotando siempre en el aire. Cuando algo muere, las esporas del moho, se posan sobre el cadáver para germinar, y el moho consume y recicla sus compuestos orgánicos.

Muchos tipos de moho producen toxinas cuando se ven sometidos a ciertas condiciones. Las toxinas se concentran normalmente en las esporas. Las esporas en suspensión pueden afectar a la gente por contacto o por inhalación. Los efectos del moho tóxico en los humanos varían de muy leves a muy graves, pudiendo dañar hasta el hígado o el sistema inmunológico.

El moho es incapaz de infectar a la gente a no ser que estén bajos de defensas o que tengan una infección superficial en uñas o piel.

Recent Posts
0

Escribe y presiona intro para buscar

0
CARRITO PAGO COMPRA FINALIZADA
    Tu Carrito
    Su carrito está vaciío