en

Es necesario encender los sistemas antes de que llegue la gente al edificio, o antes de las horas de máxima ocupación.
Hay que asegurarse que las tomas de aire exterior están abiertas y que no tienen ninguna fuente de contaminantes cerca (por ejemplo tomas de aire situadas en un garaje).

Utilizar termostatos regulables que permitan a los ocupantes ajustar la temperatura unos grados arriba o abajo y pocos ajustes mas.
Revisar el interior de los sistemas frecuentemente, tener un programa de mantenimiento y vigilar y controlar la acumulación de agua en las bandejas de drenaje de las torres de refrigeración.

No dejar que se introduzca agua en los sistemas ni que haya agua estancada dentro de los mismos y cuando se produzca, secarlo rápidamente.

Si es posible, se debería retirar toda la fibra de vidrio de los conductos que esté sometida a flujos de aire o cambiarla por aislantes que no contengan fibra de vidrio. Por lo menos sería bueno recubrir los conductos con una superficie dura antimicrobiana registrada para este propósito. Hay que eliminar cualquier contaminación microbiana, tan pronto como aparezca.
Hay que limpiar los splits del aire acondicionado anualmente y los conductos cada 5 o diez años. Se debe usar la mejor filtración posible que pueda manejar el sistema.

Complementar las carencias del sistema central de ventilación y climatización con sistemas autónomos de filtración.

Recent Posts
0

Escribe y presiona intro para buscar

0
CARRITO PAGO COMPRA FINALIZADA
    Tu Carrito
    Su carrito está vaciío